viernes, 20 de noviembre de 2015

Libro de Buen Amor

0



Dicen que enfermo estaba el león, con dolor:
los animales fueron a ver a su señor.
Animóse con ellos y sintióse mejor,
alegráronse todos demostrándole amor.


Por hacerle servicio y por más le alegrar
convidáronle todos para darle yantar;
le rogaron señale a quien sacrificar;
mandó matar un toro, que podría bastar.


Partidor hizo al lobo; mandó que a todos diese:
este apartó el menudo, para que lo comiese
el león, a quien dijo la mesa bendijese;
para sí, la canal, la mayor que se viese.


“-Señor, tú estás enfermo; esta carne liviana
cómela tú, Señor, te será buena y sana;
a nosotros nos basta la canal, parte vana.”
El león se enfurece: de comer tiene gana.


Alzó el león la mano, como si bendijera,
y al lobo en la cabeza golpeó, de manera
que una oreja del casco casi le arrancó entera.
Luego ordenó a la zorra que la carne partiera.


La raposa, ladina, obedeció asustada;
todo el toro al león ofreció la taimada.
A los demás, las tripas y bofes, sin más nada.
Del león la raposa fue muy felicitada.


“-¿Quién os enseñó, amiga, a hacer la partición
tan buen, equitativa y llena de razón?”
“-En cabeza del lobo aprendí la lección,
del lobo tomé ejemplo para mi decisión.”

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, Libro de buen amor
1. Localización
Juan Ruiz fue un clérigo que ejerció como arcipreste en la localidad de Hita, Guadalajara, tomando así la denominación de Arcipreste de Hita. Fue el autor del Libro del Buen Amor, obra considerada una de las más importantes de la literatura medieval española donde se intercalan fábulas, apólogos o sermones. Esta obra se encuadra dentro del mester de clerecía, literatura medieval que está compuesta por clérigos.


2. Tema
Reflexión sobre el egoísmo y el autoritarismo de los altos cargos de poder y la sumisión a la que están sometidas las clases más bajas.


3. Resumen
El león, al que podemos considerar como rey, se encuentra enfermo, y los animales, a los que podemos considerar como súbditos, van a visitarle y le demuestran amor y cariño. Proponen sacrificar a un animal para comer, y el león señaló al toro y ordenó al lobo que se ocupara de este mandato. A la hora de repartir la carne, el lobo planea engañar al león afirmando que la carne liviana (la peor parte) le sentaría mejor, y los demás comían del canal (la mejor parte). El león se percata del engaño y entiende que los demás animales querían aprovechar su enfermedad para obtener su propio beneficio. En respuesta a esto golpea al lobo y propone a la zorra repartir la carne. La zorra, asustada, proporciona al lobo la mejor parte, dejando así para los demás las tripas y bofes. El león le felicita por sus acciones, sin embargo, la zorra afirma que ha aprendido con castigo en cabeza ajena, es decir, del castigo del lobo.


4. Estructura externa
El número de estrofas que componen el fragmento es siete. Cada estrofa está compuesta por cuatro versos, con catorce sílabas cada uno. Son cuatro versos alejandrinos con rima consonante. Por lo tanto el nombre de la estrofa es 'cuaderna vía'.


5. División del texto en partes
1ª Parte: abarca las dos primeras estrofas, en las que se da una introducción que nos informa de l situación del león y de los animales. Se propone el sacrificio del toro.


2ª Parte: abarca desde la tercera hasta la quinta estrofa, donde se lleva a cabo el engaño cometido por el lobo. El león se percata de ello y castiga al lobo. El león ordena a la zorra llevar a cabo la partición de la carne.


3ª Parte: abarca las dos últimas estrofas, en las que la zorra obedece en beneficio del león. Representa la moraleja de la historia.


6. Forma de expresión del texto
Me ha llamado la atención el uso de palabras que podrían reflejar el habla del castellano antiguo, por ejemplo: animóse, sintióse, convidáronle.


Destaca la personificación en el texto; se le atribuye rasgos humanos a animales incapacitados para ello, lo que conocemos como fábula.


A su vez, podemos mencionar la presencia del hipérbaton en versos como: le rogaron señale a quién sacrificar o todo el toro al león ofreció la taimada.


7. Opinión
Es un tema que se da en la actualidad. Ya que, el torpe es quien asume las consecuencias, como el lobo, sin embargo, aquel que observa y se percata de los hechos, es astuto y sabe cómo obrar adecuadamente para no sufrir el castigo del primero, en este caso la figura inteligente es la de la zorra, puesto que los zorros son animales extraordinariamente inteligentes por la agudeza y precisión de sus sentidos, así como por sus reflejos. A su vez, podemos detallar a la zorra de aduladora, puesto que, obra, al igual que el león, en su propio beneficio, sin importarle la justicia en este caso, lo que conlleva al aumento del ego del soberano.

Los personajes que aparecen representan la situación actual en nuestra sociedad, el león ejerce de soberano avaro, la zorra representa la astucia, el lobo es torpe, pero atrevido, y por ello sufre el castigo.

0 comentarios:

Publicar un comentario